URBRANDS, Risto Mejide en estado puro

Una de las cosas que me propuse este año era el de leer más, bueno ya leo bastante al cabo del día pero en materia de libros siempre he ido un poco escaso, así que decidí empezar por un libro que me pusiera, no sé como decirlo,… palote? (en el buen sentido jajaja) y opté por Urbrands, de Risto Mejide. Antes de dar mi opinión, sobre el libro en sí, me gustaría decir que el señor Risto Mejide siempre me ha parecido un tío bastante inteligente y que ha sabido dar a un público selecto lo que realmente pedía y no era más que el hablar sin tapujos ya sea en tv, redes sociales, prensa… algo que hoy en día no predomina bastante, y si lo hay no con el mismo estilo.

Urbrands -Risto Mejide

 ¿Por qué elegí Urbrands?

Si os soy sincero entré aquel día en la librería con el objetivo de comprar un libro para regalarle a mi primo por su cumpleaños, cosa que hice, pero tras echar una ojeada a otros me di cuenta que este era exactamente el libro que buscaba. Un libro que hablara de como encontrar y exprimir tu talento, haciendo un símil con la la estructura y construcción de una ciudad,  y además que te hable claro de como hacerlo… pues sí, era justamente la dosis de lectura que necesitaba.

Para mucha gente este tipo de libros vienen siendo como una especie de pérdida de tiempo, ya que parece que te adentra en un mundo que nunca estará a tu alcance por así decirlo. Obviamente doy las gracias por no tener ese pensamiento ni que influya en mí, desde hace tiempo creo que nunca he tenido la mente tan abierta para toda clase de temas, conversaciones, reflexiones, teorías… como ahora.

Creo que estamos en un periodo de tiempo en el que apostar por tu talento nunca fue tan directo y accesible como actualmente se puede hacer (en gran parte gracias a ese enorme invento que es internet), y este libro es para esas personas que sienten la necesidad de hacerlo. A parte de una guía que busca afianzar tu marca personal, que a mi se me hizo algo corta (puede que disfrutara bastante con lo que leía), os encontraréis también pequeñas historias donde Risto expone algunas experiencias que ha tenido con el lado femenino, puede que esto no tenga mucho que ver con el tema del libro en sí pero de alguna manera te deja pequeños espacios para asimilar mejor lo que vas leyendo y hacer un paréntesis en el que igual te has podido sentir identificado en alguna situaciones.

Hay varios fragmentos que podría destacar del libro, pero este personalmente me gustó bastante:

Hay que encontrar de todas las cosas que nos gustan, las que también les gusten a los demás. Porque esas son las que nos permitirán vivir de ellos. Es decir, lo que nos gusta, lo que se nos da bien y lo que además está recompensado. Y no pensemos sólo en recompensa económica. Una recompensa también puede ser emocional. De hecho, casi siempre lo es.