Si Rose hubiera confiado en mí para dibujarla…